Ultimas noticias:

Cae un meteorito del tamaño de un automóvil en la Tierra

A ocurrido por primera vez, que los científicos lograran seguir el rastro de un asteroide hasta que cayera a la tierra.

Casi 50 fragmentos del astereroide han sido recuperados en el desierto de Nubia, en Sudán, el pasado mes de octubre.

Según los investigadores, el hallazgo ofrece una oportunidad única para estudiar la formación y composición de estos cuerpos celestes.

Se espera poder obtener información de cómo enfrentar a los grandes asteroides que se dirijan hacia la tierra en el futuro.

La masa rocosa cayó en la tierra en 2008, ha sido llamado TC3 y era del tamaño de un automóvil. Fue detectado por astrónomos de Arizona - EE.UU.

En estos días, los científicos han publicado los detalles del hallazgo en la revista "Nature" y afirman que los fragmentos descubiertos sí pertenecen al asteroide.

Peter Jenniskens, investigador del Instituto Seti en California y autor del informe, explicó que se logró establecer la composición del asteroide tras llevar a cabo análisis espectrocópicos de su superficie cuando éste se acercaba a la atmósfera terrestre.

El meteorito fue rastreado por telescopios de todo el mundo hasta que se desintegró en la atmósfera sobre el desierto de Nubia.

Posteriormente el investigador con un equipo de científicos viajó hasta el sitio del impacto y recogió los fragmentos que ahora han confirmado que sí eran del asteroide.

"Este asteroide está compuesto de un material particularmente frágil que causó que explotara a una altitud de 37 kilómetros" expresa el investigador.

"Se trata de un meteorito que nunca habíamos visto en nuestra colección, un material completamente nuevo".

"Es un fenómeno que ha ocurrido durante años" dice el científico.

"Pero poder ver este objeto antes de que llegue a la atmósfera y después seguir su rastro es un evento único".

Pero hasta ahora no habían tenido información directa sobre la ruta del asteroide o el tipo de objeto de que se trataba, cuando estudiaban los meteoritos que caían a la tierra.

con el análisis del TC3, los científicos saben que se trata de un tipo de meteorito llamado "ureilito" que pudo haberse originado de un solo cuerpo.

Después de comparar los datos del asteroide con los fragmentos encontrados en Sudán, los científicos afirman que el TC3 podría ser relativamente joven.

Es un objeto, dicen, que sólo ha pasado unos cuantos millones de años en el sistema solar interno.


.