Ultimas noticias:

Oficializados los aparcamientos para poder practicar sexo en Nápoles

Lo que antes eran escapadas a escondidas de parejas, ahora será con entrada.

Love Parking, parque del amor, es el nombre que le han puesto al área de estacionamiento de pago para las parejas que buscan un lugar de intimidad en el automóvil y que ya ha sido aprobada por el distrito de Barra, situado al este de Nápoles y que tiene unos 120.000 habitantes.


"Los fines de semana se ve a los jóvenes haciendo el amor en las motos y en los coches aparcados en las calles, tapándose con periódicos, inmersos en la degradación, sin iluminación, en los barrios más pobres y con peligrosidad objetiva de actos de violencia", refiere Anna Cozzino.

En Nápoles, donde la criminalidad organizada tiene su base y la delincuencia alcanza una de las cotas más altas de Italia, los jóvenes que quieren dar rienda suelta a sus pasiones en los coches "se arriesgan a robos, lesiones, violaciones e incluso muerte", aseveró Cozino.

De ahí la idea del Love Parking, un aparcamiento vigilado donde las parejas de cada coche puedan disfrutar de intimidad al estar separados de los otros vehículos por paneles divisorios. Además, está previsto "distribuir preservativos para evitar embarazos no deseados o transmisiones de enfermedades venéreas".

Se trata -asegura Cozino- de una reflexión sobre la educación sexual y una reflexión pública sobre la situación de los jóvenes, además de la de concienciar sobre el sexo seguro y prevenir embarazos porque en Nápoles vemos a demasiadas adolescentes que ya son mamás.

La iniciativa, que fue lanzada por el consejero de Izquierda y Libertad Patrizio Gragnano, de Barra, pasará al ayuntamiento de Nápoles para que la adopte en los parques, dijo Cozzino. Sin embargo, el grupo de oposición, el centrista Udeur, se ha mostrado contrario al Love Parking porque incita a una conducta lesiva de decoro de la ciudad (hacer sexo en la calle es ilegal) y no se ocupa de los problemas reales de Nápoles.

Además tampoco para los habitantes del distrito, que comprende Barra, San Giovanni y Ponticelli, donde se levantará el aparcamiento la idea resulta feliz, agrega Udeur. El consejero del distrito, Massimo Morga, votó en contra del proyecto.

"Pienso que entre la emergencia que vive nuestro territorio, gastar aunque sea un solo euro para la realización del aparcamiento del amor es una bofetada para los que viven en los bajos que se inundan de agua cada vez que llueve, para los que no tienen un trabajo y no saben cómo llegar a fin de mes", refirió al diario "Libero".

Y agregó que "en un territorio martirizado por la criminalidad, por el paro y el escaso sentido cívico hay demasiado que hacer antes de pensar en un aparcamiento del amor".

.