Ultimas noticias:

"Zé do Pedal" Ha recorrido 17.300 kilómetros en un coche a pedales durante dos años para llegar al Mundial

José Castro ha recorrido más de veinte países y unos 17.300 kilómetros en un cochecito a pedales durante dos años.

El motivo era llegar a Sudáfrica para el Mundial de Fútbol y lo ha conseguido en esta insólita aventura.

El 10 de mayo de 2008 comenzó su experiencia desde la Torre Eiffel.

Este brasileño valiente quería seguir a su selección en el Mundial dos años después.

José Castro califica como "el partido" poder ver en directo un partido de España-Brasil, aunque también reconoce que no quiere que su selección se tenga que encontrar con "La Roja".

Popularmente se le conoce como "Zé do Pedal" ("Pepe el del Pedal") y lo peor de todo, es que no tiene entradas. Quiere hablar con la Confederación Brasileña de Fútbol para intentar ver a su selección, aunque no está muy convencido de poder conseguirlo.

El propósito de "Zé do Pedal" es llamar la atención de la comunidad internacional sobre las enfermedades oculares que sufren los niños en los países más pobres.

Hace unos años hizo coincidir el Mundial de México de 1984 con una vuelta al mundo entre los años 1983 y 1986.

En 1981 también inició en Brasil un viaje en bicicleta para asistir al Mundial de Fútbol de España en 1982.

Sin embargo, este último viaje no ha sido nada fácil, ya que ha pasado muchos momentos de peligro cuando atravesaba zonas de guerra o sufriendo temperaturas extremas.

Los problemas de comunicación con las personas que se iba encontrando en el camino también han sido un desafío, "yo fingía que hablaba su idioma y ellos hacían como que me entendían".

Tampoco lo tuvo fácil en cuanto a la alimentación, comió de todo, tortuga, yacarés, armadillo, culebras, caracoles, orugas y muchas cosas más que ha calificado de "delicioso cuando se come bien frita, aunque cocida es como un chicle", refiriéndose a la oruga.

Pero José se ha intentado adaptar a todas las costumbres de cada comunidad rural por la que pasaba, incluso en una ocasión dice que un hombre le ofreció 50 camellos por casarse con su hija.

Nunca olvidará cuando se quedó a dormir en casa de un hombre que le despertó de madrugada para mostrarle a su hija recién nacida.

El parto estaba previsto para una semana después y como todo se adelantó aunque sin ningún problema, el anfitrión consideró que "Zé do Pedal" les había traído suerte y llamaron a su hija Josefina.

El aventurero ambientalista y fotógrafo no se conforma con todo lo que ha hecho y ya tiene planeado su próximo proyecto: recorrer en 2011 Brasil de Norte a Sur empujando una silla de ruedas durante un año y 9.000 kilómetros, para denunciar los problemas de accesibilidad que tienen los minusválidos en su país.

Según José, se le ocurrió esta idea después de ver a una niña en silla de ruedas que tenía problemas para acceder al interior de la catedral de Léon (España) y se percató de que si eso ocurría en un país del primer mundo tenía que ser mucho peor en Brasil.

También quiere en 2014 cruzar EE.UU., Japón y Australia con el objetivo de recolectar un millón de gafas para destinarlas a gente necesitada.

.