Ultimas noticias:

La "ecografía" del Niño Jesús

Varias denominaciones cristianas británicas han lanzado ya, la campaña navideña en Reino Unido.

El lema es "está en camino" y presenta una supuesta ecografía del Niño Jesús antes de nacer, con la aureola y todo.

En el cartel también se puede leer "Navidad comienza con Cristo", pero el mensaje tiene un claro componente antiabortista que ha sido muy criticado por las organizaciones laicistas, que han considerado este cartel como algo propio de una "película de terror".

La imagen está compuesta por la fusión de varios escáneres de fetos y supone un "poderoso mensaje para cualquiera en Reino Unido, donde 570 bebés son matados cada día en el seno materno, 365 días al año. Cada vez que matamos a un niño no nacido en un aborto, estamos matando al Niño Jesús", dice John Smeaton, director de la Sociedad para la Protección del Niño No Nacido.

Este anuncio será expuesto en las vallas publicitarias a partir del 6 de diciembree, pero puede ser distribuido en cualquier momento para quien lo solicite.

Los creadores han sido "ChurchAds.net", que en algunas declaraciones han dicho que es la típica imagen que "los futuros padres enseñan con orgullo a amigos y familiares".

Esta entidad la forman los metodistas, baptistas, la Iglesia de Inglatera y la Iglesia Unida Reformada.

Algunas de estas instituciones no quieren provocar un debate social sobre el aborto, que lo asumen en ciertas circunstancias, por lo que esta campaña puede causar discrepancias internas.

La Iglesia Católica no forma parte de ChurchAds.net desde que en una campaña de 1996, éstos presentaron a la Virgen María "despeinada en un mal día" tras descubrir que estaba embarazada, algo con lo que querían mostrar comprensión ante todos esos embarazos inesperados y que no se asumen en un principio.

El año pasado en la campaña presentaron a la Sagrada Familia acogida bajo la marquesina de una parada de autobús.

Terry Sanderson, de la Sociedad Secular Nacional opina que la campaña de este año es la clásica imagen antiabortista que, además de suponer un tiro por la culata para sus promotores, sitúa a la Iglesia de Inglaterra en una cruzada política que seguramente no desea.

.