Ultimas noticias:

Ladrona - Seducía a sus víctimas, las sedaba y después las desvalijaba

Mónica Bibiana, una colombiana de 33 años, tenía muy estudiado su plan. Los hombres creían que la tenían en el bote, ella hacía el teatro siendo muy amable, frágil, cercana y muy amable.

Cuando pensaban que les había salido la noche redonda y habían "ligado", Mónica se ganaba su confianza aceptando una copa y aceptando la primera cercanía. En ese momento les echaba un somnífero en la bebida y los dejaba tiesos.

A los hombres les entraba un sueño irresistible y al final se quedaban durmiendo.

Pero su plan no era tan perfecto y ha sido detenida y acusada de al menos 5 robos hechos de la misma manera.

Investigadores del distrito de Ciutat Vella, que es donde se presentó la primera denuncia, siguen trabajando en el caso porque creen que hay más víctimas.

Sospechan que algunos de los hombres podrían estar casados o tener pareja y por ese motivo no han denunciado el robo.

Mónica no se limitaba a contactar con hombres en bares y discotecas, lo hacía en cualquier lugar, como el caso de uno de los hombres, al que conoció en el metro. Allí iniciaron una conversación, después ella lo vió sediento y le ofreció agua. En algunos de los casos no conseguía su objetivo a primera vista y quedaba con ellos en una segunda cita para lograr sus propósitos. A muchas de las víctimas les robó en sus propias casas.

Los hombres se quedaban profundamente dormidos en los sitios donde se habían producido los encuentros. Mónica los dejaba sin nada momentos antes de que se desvanecieran del todo, por lo que la víctima no podía ofrecer resistencia por mucho que se dieran cuenta de que les estaba robando.

En uno de los casos se le fue la mano y el hombre tuvo que ser hospitalizado.

Cuando detuvieron a Mónica llevaba 12 pastillas y tarjetas de crédito de alguna de sus víctimas.

"Hombres.... está en libertad con cargos"

.