Ultimas noticias:

EE.UU. - Devolvió a su hijo adoptivo a Rusia porque no quería "seguir criándolo"

Tory Hansen, de Shelbyville - Tennessee - EE.UU. adoptó hace seis meses a Artyem, nacido en Vladivostok - Rusia.

El menor había sido rebautizado como Justin Artyem Hansen en Estados Unidos. El pasado jueves su madre adoptiva lo subió a un avión en Washington y llegó a Moscú completamente solo.

Según la mujer, no lo quiere tener más.

Cuando el niño llegó a Moscú, llevaba una nota que decía "no quiero seguir criando a este niño".

Rusia está indignada, tanto.. que está evaluando suspender las adopciones de niños rusos por parte de familias estadounidenses.

Según Tory, la madre adoptiva, ha devuelto al niño porque "es violento y tiene graves problemas psíquicos". Dijo también, que empleados del orfanato ruso en el que vivía el pequeño antes de que ella lo adoptara, la habían confundido y mentido sobre el estado psíquico del niño, que ella había dado lo mejor de sí, pero que por su propia seguridad y la de su familia, ya no lo quería.

Este caso también ha provocado reacción en el presidente de Rusia, Dmitri Medvedev, que ha dicho a la emisora ABC News, que el regreso del niño era un "acto monstruoso" y ha manifestado su "preocupación especial" por el tratamiento del resto de niños rusos que han sido adoptados por estadounidenses. "Obviamente estamos muy perturbados por esto", dijo PJ Crowley, portavoz del Departamento de Estado a algunos periodistas en Washington. Ambos países comparten la responsabilidad por la seguridad del niño, añadió.

Serguei Lavrov, Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, ha declarado en una emisora que todas las adopciones deberían de ser suspendidas hasta que Estados Unidos y Rusia alcancen un acuerdo sobre este tema.

"El procedimiento para devolver a un niño adoptado fue violado", dijo Pavel Astakhov, representante ruso de los derechos de los niños. "La madre decidió hacer su vida más fácil... y dice que ella abandonó al niño porque no quería que él destruya su vida, su familia, ni perder a sus amistades", añadió. "Pero nosotros tenemos la historia del niño y podemos ver que es un niño normal y no tiene anomalías mentales o físicas, es psicológicamente estable".

Al niño lo recibió un hombre de Tennessee en Moscú, que la familia había pagado 200 dólares, que se encargó de dejarlo frente a la puerta del Ministerio de Educación.

Llevaba dulces en la mochila y algunos lápices de colores.

Pavel Astakhov ha dicho que Artyem será llevado a un hospital y examinado para detectar cualquier enfermedad, así como signos de golpes o traumas. Estará en cuarentena dos semanas y después será enviado a un orfanato.

.