Ultimas noticias:

El peligro de las pulseras del sexo


Son unas tiras de plástico de colores que están de moda entre los adolescentes por su connotación sexual, es un juego por colores.

Se han relacionado estas pulseras y sus colores a violaciones y asesinatos ocurridos en los últimos días.

En varias ciudades de Brasil se han prohibido estas pulseras, es una moda que los jóvenes brasileños importaron de otros países.

Parecen inofensivas, pero estos aros de plástico con los que tantos jóvenes y niños están adornando sus brazos se ha convertido en el centro de una polémica en Brasil, después de que las autoridades de Londrina y Manaos los vinculara con algunos delitos contra menores.

Estos aros o pulseras de plástico se utilizan en un juego que consiste en romper la pulsera de algún chico o chica y realizar con él o ella lo que el color indique que hagan.

Por lo que quien rompe una pulsera amarilla tiene derecho a un abrazo, naranja a un beso en la boca, roja a una danza erótica, rosa a la exhibición de una parte íntima del cuerpo y negra a una relación sexual.

Hasta aquí parece un juego inofensivo, ya que no significa que los jóvenes se tomen este juego totalmente en serio.. ¿o si?

A finales del mes pasado una niña de 13 años denunció que cuatro adolescentes la habían violado en Londrina porque ella portaba pulseras negras y los jóvenes habían conseguido rompérselas por la fuerza.

"Vas a tener que pagar, vas a tener que pagar", le decían a la niña que violaron los cuatro adolescentes, que le arrancaron su aro del brazo mientras esperaba el autobús a la salida del colegio en Londrina.

Aquello pasó el 14 de marzo y ese mismo día no ocurrió nada, pero al día siguiente, los asaltantes volvieron al mismo lugar para llevarla hasta la casa de uno de ellos y exigirle el "cobro" por la vía de la fuerza.

"No hay duda de que la violación ocurrió por el uso de la pulsera. Ni estudiaban en el mismo colegio ni vivían en el mismo barrio. No se conocían", dijo el comisario de policía William Soares.

Después de esta violación en casa de uno de los acusados, que alegó que había sido una relación sexual consentida, han decidido prohibirlas.

Si este hecho ya fue grave, la semana pasada lo fue más todavía, cuando la policía del estado de Amazonas expresó sus sospechas de que dos asesinatos, entre ellos el de una niña de 14 años, estaban también relacionados con estas pulseras. Las dos adolescentes estaban pasando la Semana Santa en Manaos, aunque no hay relación entre ellas ni las encontraron juntas. Estaban a 20 km. de distancia.

Llegaron a esa conclusión porque al lado de los cadáveres de las dos víctimas, uno de ellos hallado en un motel, se encontraron pulseras que habían sido rotas.

La joven encontrada en el motel había sido vista con un hombre, aparentemente iba ebria o drogada. consiguió despistar al recepcionista del hotel y así logró colarse en una de las habitaciones, pocos minutos después, el desconocido abandonó el lugar asegurando que la chica tenía 14 años y que había intentado robarle.

Cuando las camareras la encontraron ya era demasiado tarde, la menor yacía con hematomas en el cuello y otras seis pulseras partidas junto a ella. Las mismas que su padre le había prohibido usar.

Las pulseras también se han prohibido en las escuelas municipales de Manaos, que ha sido la primera en pronunciarse, como medida de precaución, ya que hasta ahora no ha sido registrado ningún caso de agresión por el uso de pulseras en ningún centro de estudios.

Muchos de los jóvenes cumplen con esta norma y se quitan las pulseras en la escuela, pero cuando acaban las clases se las vuelven a poner y por este motivo están pensando en prohibir su venta.

"No queremos que los directores de las escuelas conviertan la norma en un caballo de batalla sino en una disculpa para orientar a los alumnos sobre la connotación de las pulseras", dijo Vicente Nogueira, Secretario de Educación.

El concejal Algaci Tulio, presentó ante el Concejo Municipal de Curitiba, capital de paraná, un proyecto de ley para prohibir la venta de las pulseras en la ciudad.

"Pero sólo la prohibición no resuelve el problema. Es necesario promover el diálogo entre padres e hijos. La escuela también tiene que tener un papel importante en la orientación", explica el legislador municipal.

Esta moda ha podido llegar a los jóvenes de forma masiva por su coste tan bajo, ya que es un simple lazo de plástico, igual al que hemos utilizado toda la vida para realizar pulseras trenzadas en nuestra niñez. Se pueden comprar por decenas a un precio aproximado de 80 céntimos.

Muchos de los menores que la están utilizando desconocen el peligro y la connotación sexual del adorno y alegan que las adoptan por considerarlas bonitas y porque siguen la moda.

Está claro que las "pulseras do sexo" está llegando a las manos de niñas que se las ponen como cualquier otro abalorio, ignorando o despreciando el doble significado que tienen y esto, es aprovechado por otros jóvenes malintencionados que sacan provecho de la excusa.

También hay gente que prefiere tomarse esta polémica a broma, como un internauta que el otro día se cachondeaba en una red social de esta manera:

"En el bingo clandestino, todas las ancianas de 80 años llevan esa pulsera del sexo. Sólo que allí las llaman pulseras de la esperanza".

Fuera de bromas! es un peligro.

.