Ultimas noticias:

Vivió durante 30 años sin saber que tenía un trozo de vidrio en un ojo

Luis Aguilera, un cubano de 63 años, ha vivido durante 30 años sin saber que tenía un trozo de vidrio en uno de sus ojos de 1,3 centímetros de largo.

Se ha dado cuenta solamente porque comenzó a molestarle hace unos meses y al acudir al médico vieron el cuerpo extraño.

Ya se le ha extraído mediante una cirugía menor. El vidrio se había alojado entre el párpado y el globo ocular.

Los cirujanos dicen que la única explicación es que el vidrio haya llegado allí después del accidente de tráfico que Luis sufrió hace tres décadas, que trabajaba como conductor profesional.

"Choqué contra una mata y el parabrisas me vino encima hecho pedacitos, pero solo sufrí contusiones en el cuerpo y me recuperé perfectamente. Jamás presenté molestias en los ojos", dijo Luis.

El vidrio se ha mantenido inerte y no ha provocado rechazos en el organismo. Tan sólo hace cuatro meses empezó a sobresalir y ocasionarle esas molestias.

.