Ultimas noticias:

Quemó 2 millones de dólares para que su hija no pasara frío

Pablo Escobar Gaviria, narcotraficante abatido, hizo una hoguera en la que quemó dos millones de dólares en billetes para evitar que su hija muriera congelada mientras estaban escondidos en una finca de las montañas que rodean a la ciudad colombiana de Medellín.

Esta noticia la ha dado su propio hijo, Juan Pablo Escobar Henao en una entrevista. Aseguró también que su padre, pese a la situación de peligro en la que se encontraba, veía las noticias de televisión del mediodía y de la noche.

Pablo Escobar Henao vive actualmente de forma legal en Argentina bajo el nombre de Sebastián Marroquín.

Según Pablo, la gente que acompañaba a su padre al escondite y sobre todo su hermana, comenzaron a tener frío y hambre, ya que no habían provisiones.

Su hermana Manuela estaba muy afectada, por lo que su padre hizo una hoguera con el dinero para evitar que muriera. También dijo que una de las costumbres invariables de su padre era ver todos los telediarios y leer los periódicos que tuviera a mano.

"No importaba en la situación de peligro que estuviera. En las mañanas se leía todos los periódicos de Colombia. Al mediodía y en la noche se sentaba a ver los noticieros. Jamás decía una palabra. Observaba, a veces apuntaba cosas y cuando terminaba el noticiero simplemente apagaba el televisor", dijo.

También ha dicho que su padre era obsesivo en cuanto a la protección de su mujer, María Victoria Henao y sus hijos después de un atentado que les hicieron y en el que estuvieron a punto de morir: a él le cayó una pesada viga encima, a su hermana que estaba en la cuna un ventanal y un cristal partió en dos un biberón que tenía, aunque no le paso nada.

Pablo Escobar Gaviria había diseñado varios escondites diseminados por todo Medellín y cada vez que la familia llegaba a uno de esos sitios les decía que lo recorrieran. Si alguno era capaz de saber en donde estaban, inmediatamente lo abandonaban.

El narcotraficante estaba seguro de que si alguno de los integrantes de su familia caía en poder de sus enemigos lo torturarían hasta hacerles decir en dónde se escondían y ese podría ser el primer paso para ubicarlos.

Pablo Escobar Gaviria fue abatido en diciembre de 1993 en el tejado de una vivienda en Medellín, mientras intentaba escapar de un cerco policial.

.