Ultimas noticias:

Joven desaparecida en Sevilla - Habla el padre, un vecino escuchó un "grito"

Marta, 17 años de edad, 164 de estatura, llevaba puesto un pantalón vaquero, un jersey blanco con mangas rosas y una cazadora de pana color negra.

Habla por primera vez el padre de Marta, la joven de 17 años desaparecida el pasado sábado en la calle Argantonio, barrio Tartessos (San Jose Obrero) de Sevilla.
Antonio del Castillo, dijo hoy que un vecino escuchó "un grito" a la hora que Marta supuestamente regresaba a su casa, sobre las 21:30H, aunque "no le dio importancia". El padre de la menor, en visible estado de emoción, agradeció el apoyo que está recibiendo de todo el mundo, compañeros de colegio, profesores, vecinos, policía y medios de comunicación.
Antonio del Castillo manifestó que la Policía "no para" y que "está trabajando 48 horas al día" desde que recibieron la denuncia de la desaparición en la madrugada del 25 de enero.
Ya son tres días de intensa búsqueda. La madre de la menor, según manifestaciones del padre de Marta, "está como si no estuviera, a base de caldo y pastillas".
Marta sólo llevaba 10 euros. Según su padre, no tenía problemas ni en casa ni en el barrio, donde "la conocía todo el mundo", porque "aunque no es muy buena estudiante es muy buena persona". Ante la posibilidad de que alguien haya dado alguna pista que ayude a localizar a Marta, su padre indicó que recibe "muchas llamadas", pero "por el momento" ninguna sobre el lugar en el que está su hija. "En casa no falta ropa de ella ni dinero, llevaba 10 euros encima como mucho".
Alrededor de 500.000 personas han sido notificadas a través de la red social Tuenti de la desaparición de Marta del Castillo Casanueva. Los usuarios de la citada red social sopesan convocar una manifestación que sirva para localizar a la menor. La idea partió de una amiga de la desaparecida, que decidió crear un evento para que el mayor número de usuarios posible de Tuenti, conociera el aspecto físico y la ropa que llevaba puesta Marta cuando desapareció.
El Cuerpo Nacional de Policía continúa con la investigación para obtener pistas que ayuden a localizarla. Los familiares y amigos que han declarado en la Policía cómo fue el último día en el que vieron a Marta, han descartado que la menor tuviera algún problema personal en casa.
Tras rastrear numerosas calles de la capital hispalense, familiares, amigos y conocidos, han comenzado a empapelar la ciudad con la foto de Marta y a mandar correos electrónicos en el que se pide que se reenvíe el e-mail a cualquier persona que pueda aportar algún tipo de información.

.