Ultimas noticias:

Los piojos también los sufren los hijos de los políticos

Al menos es lo que ha anunciado el primer ministro británico David Cameron, que advierte a los visitantes de su famosa residencia en el número 10 de Downing Street, que comprueben si tienen liendres porque dos de sus hijos se han contagiado de piojos.

El señor Cameron le dijo a los periodistas que si en algún momento sentían la necesidad de rascarse la cabeza, sería culpa de sus hijos, Nancy de 7 años y Arthur de 4.

"Si las encontráis (los piojos) cuando lleguéis a casa, lo siento. Decídmelo y os enviaré un peine y algo de ungüento", les dijo.

Según el portavoz del primer ministro, este problema no se está extendiendo por la residencia oficial, "creo que está contenido".

.