Ultimas noticias:

El Jet-lag puede durar más de un mes

Según un estudio realizado en EE.UU., los viajeros que realizan vuelos de larga duración o internacionales, pueden sufrir los efectos del Jet-lag (desorientación, cansancio, insomnio, etc.) hasta un mes después de haber regresado de su viaje o a su horario normal.

Ello se debe a un desfase horario que provoca cambios a largo plazo en el cerebro y que tiene alteraciones similares a las que el cerebro experimenta cuando una persona trabaja alternando los turnos de día y de noche.

"Lo que quiere decir es que, si usted es un asistente de vuelo, un médico residente o un trabajador por turnos rotatorios, es probable que esa interrupción repetida de los ritmos pueda tener un impacto a largo plazo en el comportamiento y en la función cognitiva", decía un profesor asociado de psicología en la Universidad Berkeley de California llamado Lance Kriegsfeld.

Los investigadores han sometido a varios hámsters hembra a cambios de seis horas en su horario para hacer este estudio. Este tiempo sería el similar a un vuelo desde Nueva York a París y dos veces por semana durante un mes.

El resultado fue el que esperaban y los hámsters presentaron problemas para aprender las tareas más simples.

Lo que no esperaban es que los problemas de aprendizaje persistieran durante un mes después de que volvieran a su horario normal.

"En comparación con los hámsters del grupo normal, los que tenían los efectos del jet-lag tenían la mitad de nuevas neuronas en el hipocampo después de la exposición a esos cambios horarios".

Esta investigación pone de manifiesto las grandes consecuencias que pueden sufrir los trabajadores por turnos y las personas que frecuentemente realizan viajes de larga distancia, quedando demostrado que tienden a sufrir "disminución de los tiempos de reacción, mayor incidencia de la diabetes, enfermedades del corazón, hipertensión y reducción de la fertilidad".

.