Ultimas noticias:

Multas por-no comértelo todo

Estaba muy cansada de ver los restos de comida que se iban dejando sus clientes.

Una australiana dueña de un restaurante ha ordenado que se coman todo lo que había en los platos o que pagaran la multa y no volvieran más.

Yukako Ichikawa, del restaurante Wafu, en el suburbio Surry Hills de Sidney, introdujo un descuento de un 30 por ciento para quienes pidieran comida, este restaurante se describe a sí mismo como "cocina japonesa libre de culpa".

"Para contribuir a un futuro sustentable pedimos un poco más a nuestros clientes que otros restaurantes", dice una de las políticas del restaurante que tiene una lista de ellas colgadas en la puerta.

En Wafu pueden comer hasta 30 personas.

En ese listado también se incluye que "todos los platos que son orgánicos y libres de gluten, lácteos, azúcar y huevos deben de terminarse.

Tanto la chef como sus empleados dicen a las personas que no terminas sus porciones que la próxima vez no se molesten en volver.

"Terminar nuestra comida requiere que todo lo que sea comestible sea ingerido, excepto rodajas de limón, gari (jengibre servido con sushi) y wasabi", señala el menú.

"Por favor, también nótese que los vegetales y las ensaladas de acompañamiento NO son decorativas, son parte de la comida también".

Esta estricta política de Wafu ha sido muy bien recibida por algunos pero también criticada por ser autoritaria por otros, pero la cheff continúa con esa política sin inmutarse.

"No sólo estamos comprometidos con servir comidas que nutran y respeten el cuerpo sino dedicados activamente a la noción de prevención del gasto y a tomar seriamente nuestra responsabilidad con el medio ambiente y la sustentabilidad para el futuro", dicen en un comunicado en su web.

.