Ultimas noticias:

Impactante - Encadenaba a su hijo de 2 años en la calle para poder trabajar

Chen Chuanliu encadenaba desde el pasado viernes a su hijo de dos años en la calle mientras él trabajaba como taxista de motocicleta sin licencia. Dejaba al menor junto a un centro comercial a las afueras de Pekin.

Según Chen, se ha visto obligado a hacerlo porque el mes pasado perdió a su hija de cuatro años y no quería que le pasara lo mismo con su hijo.

"Mi mujer, discapacitada mental, no puede cuidar de mis hijos y yo tengo que trabajar para mantener a mi familia", declaró ayer al diario 'Metro'. "Ni siquiera tengo una fotografía de mi hija para poner un anuncio que diga que ha desaparecido. No puedo perder también a mi hijo", ha dicho.

Chen gana alrededor de 50 yuanes al día (unos 5 euros). Lleva a los clientes en su moto, vive en una habitación de 10 metros cuadrados con su mujer y ahora con su hijo de dos años, antes eran 4.

Según un comerciante de la zona, a Chen le han ofrecido mucho dinero por adoptar a sus hijos, pero él lo ha rechazado.

El año pasado, el Gobierno de Fangshan habló con Chen en cuatro ocasiones y le pidió que regresase a Sichuan, su tierra natal, pero él se niega. "Al menos aquí puedo ganar algo de dinero. Si me envían de vuelta a mi localidad natal de la provincia de Sichuán, no tendré nada".

Las autoridades locales han admitido que no tienen ninguna solución para el problema de Chen y que espera que la sociedad lo ayude. "No son residentes locales, así que el niño no tiene derecho a ir a una guardería pública", dijo el portavoz del Gobierno Local.

"De hecho, es un problema que tienen las familias de inmigrantes en Pekín. En la capital tenemos colegios para niños inmigrantes, pero no guarderías. El caso de este niño se ha conocido porque estaba encadenado, pero hay muchos niños pequeños de familias inmigrantes vagando por Pekín que no están cubiertos por la política del Gobierno", añadió.

.