Ultimas noticias:

Muere a los 99 años y deja 1.400 descendientes

Rachel Krishavsky, una abuela perteneciente a la corriente ultra-ortodoxa del judaísmo, murió hace unos días en Jerusalén.

Durante toda su vida ha cumplido al pie de la letra el precepto bíblico "creced y multiplicaos, y llenad la tierra" (Génesis 1:28).

La anciana ha dejado nada más y nada menos que a 1.400 descendientes (hijos, nietos, bisnietos y tataranietos).

Rachel se casó a los 18 años con Itzhak, un primo suyo y que ya está fallecido.

Los dos cumplieron con el cometido de la tradición ultra-ortodoxa, trayendo al mundo once hijos: siete varones y cuatro mujeres.

Rachel educó a sus hijos en línea con la idiosincrasia judía en la que los niños son considerados como una "bendición". Sus hijos adoptaron el mismo ideal y tuvieron 150 hijos.

Los nietos también siguieron la tradición familiar y trajeron al mundo un millar de bisnietos, que también siguieron la tradición de su abuela, por lo que ahora son cientos los bisnietos y tataranietos que tenía Rachel.

La "superabuela" falleció rodeada de cientos de descendientes que estaban a su alrededor. Los propios familiares dícen que es difícil de estimar todos los descendientes que son.

"Nuestra valoración es que somos unos 1.400 porque cada uno en su generación ha sido bendecido con muchos niños", manifestó uno de los nietos de Krishavsky.

Su familia, pese a la edad con la que ha fallecido Rachel, lamenta mucho su pérdida y la recuerda en su lugar de residencia junto al popular mercado de Majané Yehuda de Jerusalén.

"Mi abuela fue toda su vida una mujer devota de Dios y su puerta siempre estuvo abierta a todos los sin-techo y pobres que buscaban comida en el mercado", declaró uno de sus cientos de nietos.

"Conocía a todos sus descendientes y se sabía de memoria el libro de Salmos. Hasta hace dos años participaba en todos los eventos familiares, fueran tristes o alegres", agregó.

"Estamos tristes por su muerte, pero también felices y orgullosos por lo que ha conseguido en su vida y porque era una santa", apostilló.

Los numerosos miembros de la familia pertenecen a las distintas corrientes dentro de la ultra-ortodoxia judía.

.