Ultimas noticias:

El tatuador de las 56 estrellas a la joven belga tendrá que pagar para eliminarlas

La joven Kimberley Vlaeminck que hace unos meses saltó a la fama después de haberse tatuado 56 estrellas en el rostro y denunciar que el tatuador lo había hecho sin su consentimiento, ha llegado a un acuerdo para que el tatuador le pague 3.000 euros que le costará borrárselas.


Kimberley denunció el pasado junio al tatuador por supuestamente haberle dibujado las 56 estrellas negras en su rostro, en vez de las tres que ella le había pedido.

Poco después, un canal de televisión holandés grabó las declaraciones de la joven en las que se mostraba satisfecha con la sesión de tatuaje, aunque su padre "estaba muy furioso" por como le había quedado la cara.

Este acuerdo pone fin a tres meses de discusiones y diferentes vesiones de los hechos, según los abogados.

Rouslan Toumaniantz, tendrá que pagarle a Kimberley 3.000 euros para que pueda hacer un tratamiento con láser y así poder borrar las estrellas que ocupan parte de su rostro.

Se las podrá eliminar con 10 sesiones de láser y anestesia local, cada una separada un mes de la siguiente.

Kimberley ha salido hace muy poco de una institución psiquiátrica en la que fue ingresada para seguir un tratamiento antidepresivo. Quiere escribir un libro sobre su historia con la ayuda de un periodísta.

.