Ultimas noticias:

Cocaína en la sopa

La Policía Nacional ha detenido a diez personas que integraban un grupo organizado que se dedicaba a la importación de cocaína. La camuflaban en 53 sobres de sopa que enviaban desde Colombia, según han informado fuentes policiales. Esta detención se ha hecho con la colaboración de Vigilancia Aduanera.

Los traficantes recibían la droga que llegaba por mar a Barcelona en un contenedor, cuando la recogían la trasladaban hasta un domicilio donde se hacían cargo de la cocaína y daban curso legal al resto de alimentos a través de una empresa tapadera.

Esta operación se inició al recibir informaciones de la llegada a Barcelona de un contenedor en el que presuntamente se había ocultado droga y cuando llegó a su destino, los investigadores comprobaron que existían problemas burocráticos para que el destinatario, Carlos G.E., se hiciera cargo de esa mercancía, al detectarse un error con los datos de la empresa importadora por la parte colombiana de la organización.

Solucionaron esos problemas de documentación y se efectuaron los pagos correspondientes de aduanas. El destinatario ordenó la retirada del contenedor y su traslado posterior hasta su domicilio en Llagostera - Gerona.

En el contenedor, habían 4,6 kg. de cocaína y estaba camuflada en el interior de 54 sobres de sopa de una marca muy conocida en Colombia, formando parte de un envío ordinario de productos de alimentación.

Carlos G.E., de 31 años, era el jefe de la organización y quien mantenía contactos directos con los traficantes de Colombia, mientras que su persona de confianza, Jose Miguel E.R., era el responsable del almacenamiento y distribución de la droga y Marta O.C., la tesorera y supervisora.

Intentando dar apariencia de legalidad en sus actividades de comercio internacional, los arrestados utilizaban como empresa instrumental I.D.21, S.L., legal y comercialmente sin actividad.

.