Ultimas noticias:

A punto de perder la pierna por tomar mucho pomelo

Ha ocurrido en Estados Unidos, unos investigadores del Centro de Medicina de Familia St Peter en Olympia, han presentado un caso raro en la revista "The Lancet", de una mujer que comía demasiado pomelo y por ello ha podido contribuir a que desarrollara un gran coágulo sanguíneo en una pierna.

Este caso ocurrió en noviembre del pasado 2008. La mujer, de 41 años de edad, acudió a urgencias del hospital con dificultades para andar, respiración entrecortada y mareos.

El día anterior había realizado un viaje muy largo en coche y después sintió un dolor radiado desde la parte inferior de su tobillo izquierdo. Cuando se levantó por la mañana tenía la pierna izquierda morada.

Dieta de Pomelo

Sus antecedentes médicos eran normales, tomaba anticonceptivos orales con estrógeno y tenía un ligero sobrepeso por el que había comenzado una dieta agresiva de pérdida de peso de tres días antes que incluía pomelo cada mañana. La mujer en raras ocasiones había consumido pomelo antes de hacer este régimen.

Un análisis con ultrasonido confirmó que la mujer tenía un gran coágulo sanguíneo en las venas de la pierna izquierda, desde la cadera hasta la pantorrilla.

La paciente corría un gran peligro de que en esa pierna se le hiciera una gangrena y pudiera perderla. La enviaron al departamento de radiología intervencional, donde se le administró una medicación de forma directa al coágulo que consiguió que éste se disolviera.

Después observaron que la mujer tenía estrechada la vena grande de su cadera izquierda, lo que puede ocasionar la formación de coágulos sanguíneos en esta región.

Los radiólogos situaron un "stent" en la vena para poder ampliarla y al final de día consiguieron que la pierna volviera a estar normal.

Los médicos le dijeron a la mujer que dejara de tomar anticonceptivos porque los estrógenos causan un pequeño aumento en el riesgo de coágulos sanguíneos y la enviaron a casa. Le enviaron un medicamento anticoagulante y recomendaciones de pruebas de seguimiento.

Las pruebas mostraron que tenía la mutación del factor V Leiden, un transtorno hereditario que aumenta también el riesgo de coágulos sanguíneos.

Los que han hecho este informe dicen que para que se produjera el peligroso coágulo debieron estar presentes tres factores: la sangre paralizada en la vena más estrecha durante el viaje en coche, la lesión de las paredes internas de la vena y una mayor formación de coágulos sanguíneos por los estrógenos del anticonceptivo y la mutación.

Sin embargo, parece que en este caso el consumo de pomelo también participó al bloquear la acción de una enzima clave que descompone la forma de estrógeno del anticonceptivo y de otros fármacos.

El consumo regular de pomelo puede crear adicción y en algunas personas puede conducir a un gran aumento de la concentración de los fármacos, elevando los efectos secundarios como por ejemplo el riesgo de coágulos que presentan los estrógenos.

Los autores, concluyen que la paciente tenía muchos factores de riesgo potenciales para los coágulos sanguíneos y un estado de hipercoagulación incrementado por el aumento de la concentración de estrógenos debido a su consumo de pomelos en el desayuno durante los tres días que los estuvo consumiendo.

.