Ultimas noticias:

Agrede con un machete a su ex pareja, una amiga y después intenta suicidarse

El dueño de una céntrica tienda de trajes de Valencia, Miguel, estaba feliz, pero preocupado. Desde hace un mes, el hombre, divorciado y de unos 50 años de edad, había iniciado una relación sentimental con una mujer de 40 de origen chino. Sin embargo, había algo inquietante. Ella había recibido alrededor de 70 llamadas el día de Viernes Santo. Ayer por la mañana, el hombre grabó una larga conversación telefónica en chino entre su pareja y otra persona. Al desconocer el idioma oriental, buscaba ayuda para que se la tradujeran y así poder entender qué estaba pasando.

No hizo falta. La respuesta se escribió con sangre. La ex pareja de la mujer oriental se presentó en la tienda de Miguel y la acuchilló con un machete. El filo también alcanzó el estómago de una compañera de la víctima, una joven de 25 años que se hallaba en el lugar.

Poco antes de que esto ocurriera, sobre las once y media de la mañana, el comerciante valenciano degustaba un café y contaba sus preocupaciones a una buena amiga, una mujer italiana dueña de un restaurante de la plaza Rodrigo Botet, muy cercano a la tienda de ropa. En el comercio se había quedado su pareja, la mujer china.

En el mismo bar, cerca del lugar donde ambos conversaban, estaba sentado un hombre de rasgos orientales. Una cerveza era su única compañía. "Iba vestido de negro y parecía muy serio", relató un testigo. Ese cliente solitario era el ex compañero de la mujer china. Ni Miguel ni su amiga lo conocían, por lo que no pudieron sospechar nada de lo que vino después.

Al cabo de diez minutos, el hombre abandonó el establecimiento y se dirigió a la tienda de trajes de Miguel, situada en la calle Villarragut. Allí encontró a su esposa. Nadie fue testigo de lo que se dijeron, pero si del "fuerte alarido" que lanzó ella cuando el cuchillo se clavó varias veces en su cara y en su cuello.

La joven amiga de la víctima trató de auxiliarla y lo pagó con una grave puñalada en el estómago. La sangre caló su ropa y muchos de los vecinos y comerciantes de la calle Villarragut asistieron horrorizados a la escena.

"La pareja de Miguel salió de la tienda ensangrentada, mientras protegía las heridas con sus manos, pero casi no pudo avanzar. Se desplomó a las puertas de la tienda", explicó una joven trabajadora de una tienda infantil. Su amiga sí logró avanzar algunos metros más. Se dirigió hacia el bar en el que estaba Miguel, dobló la esquina y sus fuerzas le fallaron. Comenzó a sentirse mareada y cayó cerca de la fuente de la plaza, justo enfrente del Hotel Astoria.

Los testigos dieron la voz de alarma y, al cabo de unos minutos, varias patrullas de la Policía Local y la Policía Nacional llenaron la calle Villarragut y la plaza Rodrigo Botet. "Miguel se quedó blanco cuando salió a la calle y se vio a todos los agentes y a su mujer ensangrentada", describió su amiga.

Los agentes se entrevistaron con los responsables del establecimiento y con clientes. Varias personas habían visto merodear por la zona, durante todo el día de Viernes Santo, al misterioso ciudadano chino y a otro compatriota que le acompañaba.

Batida en busca del sospechoso Con la descripción del presunto agresor, todas las patrullas en servicio de Valencia batieron las calles en busca del sospechoso. Un equipo de la Policía Local encontró al sospechoso caminando por la calle Doctor Gil y Morte, muy cerca de la plaza de España.

El autor del doble apuñalamiento caminaba despacio y no obedeció cuando los agentes le dieron el alto. Los policías lo siguieron y, cuando estaban a punto de alcanzarlo, descubrieron que no se había separado de su machete. Lo sacó y se lo clavó en el estómago. Tan rápido como pudieron, taponaron la herida y, poco después, un SAMU evacuó al hombre al Hospital General.

Su ex pareja permanece hospitalizada en el Hospital Clínico con cortes en la cara y en la boca. La amiga de la mujer, fue ingresada en estado más grave en el Hospital La Fe de Valencia. La joven sufrió una profunda herida en el estómago.

.