Ultimas noticias:

Pegamento de Mejillón

Los mejillones utilizan un pegamento para adherirse a las rocas.

Este pegamento puede emplearse para cerrar las heridas quirúrjicas, según han afirmado un equipo de investigadores de la North Carolina State University y la Purdue University (EE-UU), en la publicación "Journal of Biomedical Materials Research B".

Esta utilización permitiría un manejo más preciso del que ofrecen la sutura y los pegamentos artificiales, así como una recuperación más rapida.

Tras una cirugía, existen dos formas de unir un tejido, con pegamento sintético o sutura. El pegamento preocupa a algunos científicos por sus efectos medioambientales y tóxicos, no se descomponen en el cuerpo porque no son biodegradables y pueden causar inflamación y dañar los tejidos. Por otra parte, las suturas funcionan bien, aunque requieren de mucha pericia y tiempos largos de operación. Presentan algunos riesgos como abscesos, inflamación, infección, molestias, también pueden originar una excesiva tensión en los tejidos.

La investigación dirigida por Roger Narayan, ha encontrado una solución para cerrar las heridas que mejora los resultados de las dos técnicas que ahora están vigentes.

Su secreto, los mejillones.

Las proteínas adhesivas presentes en estos crustáceos son un pegamento natural. "Permiten que los tiempos de recuperación sean más pequeños, aparezcan menos cicatrices y los médicos cierren las heridas con mayor precisión", han afirmado los científicos, además de que son biodegradables y no tóxicos.

Su precisión es posible gracias al empleo que han hecho de una tecnología de inyección, como la utilizada por las impresoras de tinta, que aumenta el control del cirujano a la hora de depositar el pegamento en el lugar indicado. Al aplicar este pegamento en el sitio apropiado, la unión de los tejidos es mejor, por lo que contribuye a una cura más rápida y una cicatriz menor.

La sustancia se comercializa, aunque su uso no ha llegado aún a la experimentación clínica, según explicó Narayan. El experto dijo que todavía es necesario dar con la composición correcta para la aplicación en humanos y que algunos grupos de científicos están buscando versiones sintéticas de este pegamento.

Afirmó que una vez llegue a los quirófanos, esta nueva "forma de unir tejidos" mejorará significativamente la cura de las heridas de la cirugía ocular, cierre de heridas y recuperación de fracturas.

.