Ultimas noticias:

Sin comuniones en 2009

Las once parroquias de la capital abulense no celebrarán ninguna comunión durante 2009. Este hecho, que ha sorprendido a empresarios y comerciantes y ha generado entre ellos cierto malestar porque verán disminuir sus ingresos, es sin embargo algo que los cerca de 300 niños de nueve años que cursan la catequesis para recibir este sacramento y sus familias conocen desde octubre de 2006, cuando comenzaron su formación cristiana en cualquiera de las once parroquias de la capital que, simplemente, aplicaron entonces una directriz pastoral dictada por el obispo, Jesús García Burillo.

El revuelo organizado en torno al hecho de que este año no habrá comuniones en la capital ha sorprendido al Obispado, que entiende que este hecho «llame la atención», pero no que genere polémicas, declara la responsable de Comunicación del Obispado, Auxi Rueda. «No es una orden arbitraria del obispo, ni el obispo ha prohibido las comuniones este año», insiste. Desde el Obispado se asegura que no es una decisión actual, sino que se avisó a los padres y los niños en octubre de 2006, quienes entonces ya sabían que tomarían la comunión un año más tarde de lo que era habitual hasta entonces. Es más, el directorio se está aplicando en toda la diócesis. De hecho, en los pueblos de alrededor de Ávila capital sí que habrá comuniones este año.

«Mayor madurez»

La no celebración de comuniones obedece al cumplimiento del Directorio Pastoral de los Sacramentos de la Iniciación Cristiana aprobado por el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, en diciembre de 2005. El retraso en la administración de la Comunión «obedece al interés de la Iglesia en que haya una mayor maduración personal del niño a la hora de llegar al sacramento lo mejor preparado posible», añade Auxi Rueda. Así, se amplía a un año más de catequesis, en total cuatro años, desde 1º hasta 4º de Primaria. De esta manera, los once párrocos de Ávila decidieron que los niños que empezaban la catequesis en octubre de 2006 serían los primeros en llevar a cabo los cuatro cursos de catequesis y así unificar en toda la diócesis la edad en la que se toma la Primera Comunión.

.