Ultimas noticias:

Olas gigantes que han batido record en España

El temporal que azotó la cornisa cantábrica el pasado sábado 24 de enero, provocó en el mar olas de hasta 26 metros de altura, una magnitud de la que hasta la fecha no se tenía registros en las costas españolas, según el Instituto Español de Oceanografía (IEO).
La boya "Augusto González de Linares", fondeada a 22 millas al norte de Santander, midió en la madrugada del viernes al sábado dos olas enormes, una de 26,13 metros y otra de 24,65 metros, alturas equivalentes a un edificio de entre siete y ocho plantas.
Las olas fueron de tal magnitud, que arrancaron los anclajes de la boya y ésta quedó a la deriva hasta el miércoles de la semana pasada, que fue recuperada diez millas al norte de San Sebastián.
Los datos de esta boya son transmitidos regularmente a varios organismos internacionales para su utilización en modelos oceanográficos y meteorológicos y, en parte, están disponibles al público en general en internet (http://www.boya_agl.st.ieo.es/)
Desde su colocación, el 27 de junio de 2007, la boya "Agusto González de Linares" ha registrado olas que han batido todos los récords históricos obtenidos por la red de boyas de Puertos del Estado, que está en funcionamiento desde 1996.
Hasta la fecha, sus mayores registros correspondían "a los temporales de excepcional intensidad que han azotado la costa norte y gallega de la Península durante los otoños/inviernos de los años 2007-2008 y 2008-2009", indica el IEO, en una nota de prensa.
El temporal del pasado día 24 no sólo batió el récord de altura de una ola en la costa española, sino también el registro histórico de "olas significantes", un parámetro oceanográfico que se obtiene de la media del tercio de las olas más altas registradas durante un periodo concreto, generalmente media hora.
El anterior récord de ola significante fue obtenido por esta misma boya el 11 de marzo de 2008 y arrojó una altura de 12,54 metros. Ese mismo día, la ola máxima fue de 19,77 metros.
En la madrugada del viernes 23 al sábado 24 de enero de 2009, la ola significante fue de 14,88 metros y la ola máxima, de 26,23.
Ese oleaje se produjo en unas condiciones meteorológicas de 980 milibares de presión atmosférica y vientos sostenidos de 84 kilómetros por hora.


.