Ultimas noticias:

Absuelto tras pillarlo con 6,7 kg. de droga, su acompañante se ha inculpado

Un hombre que fue sorprendido con más de 6,7 kilogramos de droga en el maletero de su coche ha sido absuelto al no resultar acreditado que tenía conocimiento alguno de que en el vehículo se transportaban distintas cantidades de tres sustancias estupefacientes. Sí ha sido condenado a cinco años de cárcel el hombre que le acompañaba el día que se interceptó la droga en el polígono industrial de Las Chafiras, en Tenerife.

Los hechos tuvieron lugar el 24 de julio de 2007, día en que agentes de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría Sur de Tenerife identificaron a los procesados, José Antonio D.H. y Santiago L.A., cuando circulaban en el coche del primero por el polígono de Las Chafiras, en San Miguel de Abona. Los policías encontraron en el maletero del vehículo marca Audi A-3, 2.413 gramos de cocaína, 4.107 gramos de hachís y 197 gramos de marihuana, además de distintos utensilios, como un gato hidráulico, cuatro sierras, cinco sargentos, ocho moldes de madera, cuatro rayadores, una mordaza de presión y un tubo metálico.

Según la sentencia de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife dictada el 17 de noviembre de 2008, la droga intervenida hubiera alcanzado en el mercado ilícito de consumidores un precio de 43.874,84 euros. El procesado Santiago L.A. llevaba en el momento de su detención 800 euros en efectivo, procedentes de la venta de droga.

Al no haberse podido demostrar que el dueño del turismo --también acusado-- tenía conocimiento de que había droga en el maletero de su coche, ha sido absuelto. Al tiempo que el segundo procesado, ha sido condenado por el tribunal presidido por el juez Rubén Cabrera Gárate a cinco años de cárcel, pese a que el Ministerio Fiscal solicitaba una pena de seis.

Se consideró como atenuante que Santiago L.A. confesó que la droga era suya a la Policía Nacional y delató a la persona que se la había suministrado, un tal 'Gato'. El condenado en todo momento se reconoció único culpable, liberando así a José Antonio D.H. de cualquier responsabilidad. El condenado fue declarado culpable de un delito de tráfico de drogas y deberá pagar también un multa de 50.000 euros y las costas del juicio.

.