Ultimas noticias:

Se instala en Barajas hasta que Iberia encuentre a su perro

Acusa a la compañía de extraviar el can

21/12/2008 EFE

El pasajero Manuel García Coego lleva tres días y dos noches viviendo en el aeropuerto de Madrid- Barajas en busca de su perro, un beagle macho de casi dos años, que obedece al nombre de Trus y no tiene chip, y que denuncia se lo ha perdido Iberia el pasado 12 de diciembre en un traslado de avión.

Manuel, en el aeropuerto de Madrid-Barajas. (EFE)



Manuel, que se pasea por el aeropuerto arrastrando una bolsa agarrada a una cuerda y con carteles de denuncia contra la compañía, ha explicado a Efe que viajó el pasado día 12 de septiembre desde Canarias a Santiago de Compostela, vía Madrid, y que en ese mismo avión embarcó en una sola jaula a sus dos perros, de raza beagle.Cuando llegó a Santiago de Compostela, la jaula con los perros no apareció, y unas "cinco horas después" le devolvieron solo a uno de ellos, a la hembra.Ese día y los cuatro siguientes, asegura, "nadie le supo informar" de lo ocurrido.Al quinto día, Iberia le explicó que al llegar a Madrid, y al trasladarlos al avión que iba a Santiago, se abrió la jaula y Trus se escapó.Manolo, de 46 años, y trabajador de la construcción hasta hace unos años, afirma que está dispuesto a seguir viviendo en el aeropuerto hasta que le ayuden a encontrarlo."Sería una traición irme", porque es "mi compañero", ha asegurado.Según ha explicado a Efe un portavoz de Iberia, el pasajero fue informado esa misma noche de que los perros no habían embarcado y al día siguiente y tras averiguar los sucedido se le explicó que al manipular la jaula, ésta se desarmó por los puntos de sujeción, y se escaparon los dos perros.Los operarios, siempre según la misma fuente de Iberia, lograron capturar a uno de ellos, pero Trus huyó por las pistas sin que se le pudiera dar alcance.Iberia le pidió al dueño una foto del perro, que es negro, blanco y marrón, e informó de los hechos a los halconeros, bomberos, y Guardia Civil con base en el aeropuerto, para que si lo veían le capturaran.Según Iberia, el pasado día 18 de diciembre, el propietario de Trus solicitó ir a Barajas para buscarle personalmente, y el día 19, acompañado de un conductor y un operario, salió a las pistas y alrededores en tres ocasiones, por mañana, por la tarde y por la noche, pero no tuvo éxito en la búsqueda.




.